Usuarios pagarán menos con vigencia de dinero electrónico

13 Agosto, 2015

La entrada en vigencia del proyecto de dinero electrónico denominado Modelo Perú, que permitirá realizar operaciones financieras desde el teléfono móvil, promoverá que los usuarios de este sistema paguen menos comisiones bancarias, disminuyendo así sus costos financieros, informó la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc). El presidente del comité de relaciones con el consumidor del gremio bancario, Fernando Arrunátegui, explicó que al emplear el dinero electrónicos los usuarios ya no tendrán la necesidad de efectuar retiros monetarios en los bancos, cajeros o agentes, lo cual conlleva a evitar el pago de las comisiones relacionadas con estas operaciones. “Dentro de poco las personas disminuirán los retiros de dinero en efectivo, pues optarán por realizar sus transacciones financieras haciendo uso de sus celulares”, afirmó. Impacto Esta nueva plataforma tiene por finalidad incluir a más de 2.1 millones de peruanos en los beneficios del sistema financiero en un plazo de cinco años. Al respecto, el presidente de Asbanc manifestó que el Modelo Perú se constituye en la apuesta más importante de la banca peruana para incluir a millones de peruanos a los beneficios del sistema financiero. El titular del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) dijo recientemente que la Estrategia Nacional de Inclusión Financiera permitirá al sector rural un mejor acceso al financiamiento y a los micro-seguros para sus sembríos y negocios, lo cual es fundamental para que pueda seguir desarrollándose y forjarse un mejor futuro. Las comisiones vinculadas al retiro de dinero en efectivo, y que se estarían dejando de pagar, se agrupan en las categorías ‘Uso de canales’ y ‘Operaciones en cuenta’. En este caso se hallan las comisiones por la conversión de moneda, las operaciones en otra localidad, el uso de cajeros automático y las operaciones en ventanilla. A favor de la formalidad Asbanc plantea reducir en dos puntos porcentuales el IGV a las compras que se efectúen con tarjetas de crédito y débito, a fin de promover la formalidad en la economía. Su gerente general, Adrián Revilla, dijo que la propuesta se trabaja en la Comisión Nacional de Inclusión Financiera. Medidas similares ya se aplican en varios países (entre ellos Argentina y Uruguay), donde se han elevado de manera significativa el uso de tarjetas, hasta 20% al año.